jueves. 14.11.2019 |
jueves. 14.11.2019

Baja inversión pública deja sin trabajo al 60% de las constructoras

Éxito Noticias, 4 de agosto 2019.- La limitada ejecución de obras públicas, producto de la caída a casi la mitad del presupuesto de los distintos niveles de Gobierno, generó en el primer semestre de 2019 un fuerte impacto en el sector de la construcción, el cual revela que al menos un 60 por ciento de las empresas a nivel nacional, sobre todo micro y pequeñas, están sin trabajo.

Según el gerente general de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz, Javier Arze, el Gobierno central, gobernaciones y alcaldías registran en la presente gestión “un número de licitaciones mínimas” comparado con 2018 o 2017.

“Me animo a decir hay un 60 por ciento de las empresas que están sin trabajo porque la inversión pública significa el 60 al 70 por ciento de lo que es la construcción en Bolivia”, explicó Arze, y precisó que el 30 por ciento restante de las inversiones en construcción, correspondiente al sector privado, está tomando sus recaudos ante la desaceleración económica.

Según datos de la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco), en el país hay más de 39 mil empresas vinculadas a este sector, incluyendo proveedoras de servicios, insumos locales e importados y equipos en general.

Arze mencionó que el municipio de Santa Cruz de la Sierra manejaba un presupuesto anual de 380 millones a 420 millones de dólares, dependiente de los ingresos por regalías hidrocarburíferas e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH); sin embargo, dijo que este año solamente maneja un presupuesto promedio de 180 millones a 200 millones de dólares.

La dependencia de los ingresos provenientes de la renta petrolera en algunos municipios acentúa el problema en el sector constructor, puesto que, ante la caída de la producción de gas y los precios internacionales, la ejecución de obras públicas tendrá el mismo efecto.

Según Arze, los municipios de las regiones productoras de hidrocarburos como Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca son los más afectados.

Baja inversión pública deja sin trabajo al 60% de las constructoras
Comentarios