domingo. 15.09.2019 |
domingo. 15.09.2019

El Mundial femenino de fútbol mantiene una enorme distancia con el masculino

Éxito Noticias, 6 de junio 2019.-  La igualdad de género es un concepto que compromete cada aspecto, siendo uno de ellos el deporte. Por eso, el fútbol femenino ha experimentado una gran evolución en los últimos años a nivel mundial, pero la brecha con el masculino continúa siendo significativa y el la Copa del Mundo no es ajena a ello.

Este viernes arranca el Mundial de Francia 2019 y la atención está puesta sobre un tema que escapa al ruedo del balón. Y es que la inversión de la competición femenina mantiene una diferencia abismal a lo que ha simbolizado el disputado por los hombres en Rusia 2018.

Pese a que la FIFA ha aumentado significativamente la inversión del torneo a 50 millones de dólares, esta queda muy corta con los 791 millones que destinó a la edición masculina en Rusia. Y si apuntamos a los premios que otorgará el certamen femenino, la desigualdad en este asunto es más notoria.

La FIFA destinará 30 millones de dólares en incentivos, el doble que en el último Mundial de Canadá 2015. De todo ese monto, 11,4 millones se han atribuido a las federaciones para la organización de partidos amistosos previos y la mejora de instalaciones. Asimismo, se otorgará dinero, por primera vez, a los clubes que prestarán a sus jugadoras en el desarrollo del torneo; se trata de unos 8,4 millones.

Parecen ser unas cifras justas, hasta que lo comparamos con el plano masculino. En Rusia, la FIFA repartió 400 millones entre las 32 selecciones que participaron. Es decir, 13 veces más que el certamen femenino. Francia, que se coronó campeona del mundo, recibió unos 38 millones, mucho más que los 30 millones destinados a todas las 24 selecciones que competirán por la gloria en el país galo.

Esa diferencia abismal también se explica perfectamente en los 8 millones que recibieron cada uno de los países solo por participar en la fase de grupos en Rusia. Un monto increíble que duplica los 4 millones que se llevará el combinado campeón del mundo en Francia.

En consecuencia, es evidente que a pesar de la mejora económica en el fútbol femenino, esta sigue siendo insuficiente para alcanzar el objetivo de la igualdad en el deporte rey. Estamos aún muy lejos de lograr ese anhelado propósito de cerrar aquella brecha tan amplia, pero el camino ya está iluminado, tiene un rumbo fijo y está avanzando a pasos agigantados. (El Comerció)

El Mundial femenino de fútbol mantiene una enorme distancia con el...
Comentarios